Ludvaldo

LAS CUATRO ESTACIONES (soneto)

Prolonga más que nunca su carrera
en junio sobre el nórdico hemisferio
terráqueo -y sin tomarse un refrigerio-
del astro más espléndido la esfera.

Ayer se despidió la primavera
pues Febo su labor se toma en serio
y no permite en su ordenado imperio
hacer a cada quisqui lo que quiera.

El tórrido verano llega en punto,
el próximo septiembre me barrunto
que hará lo propio el decadente otoño,

y luego, cuando pongan los belenes,
vendrá el invierno...dadme parabienes,
¡que soy un nuevo Góngora, qué coño!

Comentarios1

  • Lucy Shines

    En tu país ha comenzado el verano, mientras en el mío el crudo invierno- Pero luego vendrán la primavera y el verano y así la tierra continuará su ciclo- Lindo soneto el tuyo, saludos

    • Ludvaldo

      Muchas gracias por tu comentario y un saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.