gravido

PASABA POR ALLÍ

PASABA POR ALLÍ

 

  —Fss, fss! Pisha, pisha ¿tienes hora ahí?

 

  —No, lo siento. No tengo reloj.

 

  — Ven acá un momento, ven acá: tengo lo que te hace falta.

 

   —No, ahora no puedo, disculpe, llevo prisa. 

 

 — ¿Pero cómo sabes que llevas prisa si no sabes la hora? Tengo aquí lo que nesesitas... mira pa los lados ¿Hay alguien mirando pa’cá?

 

 — Nnn... nnn... no. No veo a nadie.

 

   —Mira, mira, te va a quedá flipao, ya verás. Mira este peluco, tío. Un “Siatsoky” ¿Eh? ¿eh? a que está guapo. Mira cómo se mueven los números; eso es porque tiene pilas nuevas ¿ves? los marca justos ¡Viste ahora! ¿eh? cambió de minuto a los sesenta segundos, ni uno más ni uno menos. A que mola. Lo que yo te diga: un Siatsoky. Estos relojes son de calidá ¿A que te has quedao flipado? Y te puedes hasta bañar con él: apretas este botón y sale agua. ¡Ja! ¿te ríes, picarón? Porque m'as caío bien. Se nota que eres un tío legar. Dame veinte euros y te quedas con este peasoe peluco.

 

  —No, es que... Ahora no llevo dinero. Lo justo para un taxi.

 

  — ¿Un taxi? ‘tas flipao pisha. ¿No has visto en la tele? Con la guagua llega antes. A ver ¿Tú fumas?

 

   —Nnn... No, gracias.

 

  —Una pena porque tengo yo aquí un costo... Me lo pasó un coleguita esta mañana. Recién llegao del moro. Una crema neyn, lo que yo te diga ¿Ahhh! Pero las mujeres sí te gustan. Se te ve que ere un tío elegante, con clase. Mira pisha, te va a quedá flipao. Mira lo que tengo aquí. Esto no se lo ofresco a cuarquiera, pero m'as caío wuay. Mira pisha. Tengo una caja'e condones... de diez, pero le quean seis porque la Susi se llevó cuatro esta mañana. Ya sabes, así les cobra más a los clientes y me pasa argo p'a mí. Bueno, cuatro no, tres, porque uno lo usó conmigo, que uno también e un hombre y hay que mojá en ves en cuando. ¡Ja! ¿te ríes, picarón? Mira, lo tiré por acá... Aquí está. ¿Lo ves? Color rosa, con corasones pintaos y to’o. Y... ¡huele! ¿eh? ¿a qué te huele?

 

  — Sss... Sí, ya veo, a flores.

 

 — ¿Pero, cómo que a flores, neyn, cómo que a flores! Lo que yo te diga: tas flipao. A fresas. Son condones de fresa. Esto se lo enseña a tu piva y te echa cuatro porvos por lo menos. Y mira cómo se estiran ¿eh? que tú tienes pinta de estar bien armado. En la disco te cuestan a un euro ca uno. Va, dame sinco euros y te llevas los seis. Te llevas uno de regalo, porque m'as caío bien. Y le echas un casquete a la colega a mi salud.

 

  — Ehhh... mira, toma diez euros que tengo aquí. No quiero nada, ni los condones ni el reloj ni a “la Susi”... Tengo que irme, en serio...

 

  —Pero cómo que no quieres ná, pisha. ¿Cómo me va a regalá er dinero? Métete ahí en er borsillo los condones pisha, verás que te va a acordá der menda. En una noche los va a gastá t'os. Te ve que eres un tío con clase. Grasia neyn. No te doy un beso porque no soy maricón, si no... cago’n mi madre... Lo que t’aga farta neyn, pasa por aquí y si no estoy, pregunta por “er boliche”. No le compre a más nadie que la gente te engaña. Y si te van a robá, tú les dises que’res mi colega. Échame un abraso amigo y venga, vete ya que se te va a escapá la guagua

Comentarios5

  • Texi

    Me vi cogiendo la guagua, osea en bus.

  • VOGOT

    Pasaraia-Haquimidad.

  • Samantha Sanz

    Pasaba por allí y quedé atrapada en tu relato.

    Saludos del alma amigo Grávido.

    Sami.

  • Dayanara Mondragon

    He pasado por aquí mi Q.A.C.L.

    Y como siempre, me quedo aturdida por tus letras tan agradables y estéticas, que hacen que mi imaginación simplemente despegue de donde estoy, tratando de visualizar toda la escena.

    Un abrazo enorme por tanta ausencia.

  • Pajarillo

    Atrapante relato, qué decir del colorido de las voces, 'ta muy güeno!
    Saludos Grávido!

    Ramiro



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.