Víctor Hugo Gajardo Olivares

REFLEXIONES

 

A menudo las gargantas secan sus cuerdas

y el espejo de cosmos se hace trizas

entre el umbral de la vida.

El cansancio del obrero disimula en sus manos

observando el mayúsculo dolor de hace tiempo.

El proceso de cada ser humano

se vislumbra entre su concepto de vida.

Bueno las cosechas del naufragio

resulta con las ecuaciones

de los rascacielos del porvenir.

Quizás él los festivales mundanos

de los hombres subterráneos

estén hirviendo los soportes

de la mano con dedos infinitos

para probar que su conciencia

es más pura que la eterna primavera.

Pero aquí están

arrepentidos cultivando al sol.

Un solo ideal

para un ancho pensamiento

juzgando un infinito misterio.

Que se desviste de acuerdo

a lo que vamos aprendiendo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.