David Pech

Cumbre escarlata

En la cóncava silueta
Emergió de la noche
Supo inmolar su belleza
Deleitando su goce.

En la savia de su boca
Habita un gran fulgor
En la cumbre Escarlata
Llena de sensualidad
Llena de dulce amor.

El atardecer se refleja
En sus cabellos tan salvajes
Y el mar se esconde 
En su mirada albina.

Acrecenta su mágica fuente
Deslizando su boca con la mía
Desbordando su cause en la orilla
Inerrante momento que muere.

Comentarios1

  • Luis Estable

    Algunas rimas son consonantes y bien hechas. El language es formidable y el resultado excepcional.
    Creo que el poema se ha hecho bien con tal satisfaction que yo como lector no tanto como critico me complazco con su lectura.
    Buen trabajo y yo no digo esto con casualidad.

    • David Pech

      Muchas gracias, Por pasar a leer mis humildes palabras, tambiƩn muchas gracias por tu comentario saludos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.