Eduh Siqueiros

Ardientes como la hoguera solar


AVISO DE AUSENCIA DE Eduh Siqueiros
la soledad es todo lo que el hombre posee en su destierro, el abismo lo imanta y sólo lo trascendente le mantiene la esperanza; detrás de toda rebeldía hay una ingente herida que no sana... quién puede salvarle?, solo agoniza con su conciencia, de poco le sirve la inteligencia.


Mi chica bestia

-amazona mía-

nuestras hazañas están en un cofre

que hoy he abierto para desempolvar imágenes

-nuestros labios unidos y escenarios tétricos- 

esas pisadas que huyendo nos conectan

y el tedio en la rosa mustia de tu pecho

que hoy se hizo canto en mi silencio

-la telaraña de tu fe me atrapa-

 

yo siempre aguardando tu arribo

-las luces del suburbio confabulan

para alumbrar nuestro encuentro-

las nubes presentes o ausentes

sobre el paraje de nuestro secreto

permanecen para nuevos rumores

-somos la prueba de que el amor existe-

en nuestros humores

y en nuestros abrazos se corrobora

la veracidad de los cuentos románticos

-tus ojos fijos en mis ojos-

nuestras bocas reconocen cada rincón

de nuestras anatomías

-ganamos inmensas preseas

en el maratón de la vida-

de nada sirven galardones

si no hay con quien compartir sus brillos

-todo es falsedad cuando me faltas-

y ahora somos y estamos aquí

en este espacio que no nos ocultó

y ardientes como la hoguera solar.

Comentarios3

  • Samantha Sanz

    Sensual y elegante.
    Tu inspiración seductora es infinita nenecito de mi alma.
    Haces volar la imaginación.

    Abrazote colmado de bendiciones.

    Sami.

  • RIMUZ

    Bello poema que desde lo gótico regresa romanticismo más transitable

    Un saludo

  • Dulce

    Cuando los ojos se corresponden el cielo vibra, me encanta la sensualidad que brindan los versos,abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.