David Pech

Cuando te hago mía

Flor bella atrévete

A besarme en silencio

Que solo se escuche el ruido

De nuestro besos.

 

Cierra tus ojos

Y dejame llevarte

Al valle del placer

Quiero besar tu exquisita desnudez.

 

Quiero acomodar mi cuerpo

Y con el tuyo danzar

Que el calor se sienta

Que se acostumbre a amar

Esclava de mi extasis

Esclava de mi amor

Tan enamorado de ti

Tan enamorado de los dos

Entrégame tu cuerpo...

Hoy mía eres, hoy mío es el deseo.

 

La noche es larga

Y romántica también

Dejame llegar a ese lugar

Donde yo te soñe.

 

Eres mía y de nadie más

Si algún día otras manos te acarician

Jamás podrás olvidar,

Que fuiste mía, y mía serás...

Hasta la eternidad.

Comentarios2

  • Rick Robles

    Me gusta la pasion de tu poema.

    Gracias por compartirlo

    • David Pech

      Muchas gracias por pasar a mi blog. Saludos

    • Aurelio Peñaloza

      (Déjame llegar a ese lugar donde yo te soñé). Simplemente fantasítco.
      Saludos de Aurelio Peñaloza (El amante del amor)



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.