KHRISNA

A TU COMPÁS…



Profundos esos tus ojos...

tiñéndome de tonos azules

como océanos promisorios…

mis más preciados diamantes.

 

Estirpe de águila tu semblante,

encumbras mi destino al tuyo,

en ese parpadeo que a ti me ata,

y me anego en este amor a ultranza.

 

No encuentro mayor paz...

que aquella que nace de beberme

a bocanadas tu dulce aliento…

me haces vibrar a tu compás…

 

Qué combinación la tuya y la mía,

acordes armando una sinfonía,

eres la pieza perfecta... que encaja

en la encrucijada de mi vida.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.