Azul González

Una cama y tres compinches

“Ni despacho, ni llanto
ni whisky ni ron” 3 a. m. a la cama voy
con un libro, mi gato y una pipa estoy,
buscando algún  párrafo, oración,
una palabra donde verme reflejada,
sentir que no me da la espalda
este escrito desde el alma.
Sentir que no soy su leyente
si él mi referente, atraerme
a un mundo diferente quiere.

Doy vuelta la página, qué sensación...
dejo atrás sucesos, penas y un perdón.
Que inquietante el saber que pronto leeré
ese dialogo esperado por amantes separados
 sin olvido ni pecado, sin pasión si desamor.

Al leerlo comprendo que no es llevadero,
que un peso en mi espalda tal vez en mi alma
me aplasta la calma,
ella intenta manifestar que la culpa no ha de estar,
donde no hubo reciprocidad tampoco culpabilidad.
Como el pez culpable no es de no
sobrevivir en el hotel del calor,
culpable no soy yo de tu falta de amor.

En busca de bienestar, libertar, amar
uno yira en la ciudad,
quién no brinda ese esplendor difícil es
que concrete una relación.
Sin desesperar ni lastimar,
todos lo lograran.

He visto también quien siendo luz
intentó relumbrar a un opacado,
parecido al pez en un hotel no hubo buenos resultados.
¡Cuánto le costó entender a ese ser
que el problema no fue él! Desde el corazón
siempre se explayó,  juego en limpio no consiguió,
no hay culpas ni perdón, si aceptación de que
no es carencia de capacidad no poder despertar esa
aura abismal en quien deseamos amar.
Donde no hay reciprocidad nadie puede irradiar, relumbrar,  
forzar sólo ocasionará el desgaste de esa luz contraste. 

 

®Autor. Azul González

 

 

Comentarios3

  • Lualpri

    Muy bueno.
    Felicitaciones.

    • Azul González

      ¡Gracias! ✨

      • Lualpri

        A ti.

      • Mael

        Me enamoraste con este Poema 🌹🌹🌹🌹🌹🌹🌹🌹🌹🌹😘

        • Azul González

          Que bueno Mael ✨¡Me alegra!

        • Armando Cano

          Me encantó...!
          muy bueno.

          • Azul González

            Me alegra, gracias gracias✨



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.