ErikaHB

Liberan

Liberan, liberan mi pensar

las montañas;

Me llenan, me llenan el cuerpo

De vida;

La felicidad rodea y lo cobija todo

porque sé que ésta vida es para mi

mientras esté.

 

La selva otro mundo,

el mar otro mundo;

La entrada perturbada

ruge, ruge ferozmente.

 

Las olas se chocan contra la tierra

mientras tratan de poseerla,

la madera se bate fuerte

mientras azotada es por el viento;

En ambos casos se sabe

que su fuerza proviene de su gigante interior...

 

Que los árboles se abrazan

y las olas son la expresión del mar;

Calma o agite,

es el mar,

es la selva.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.