Antero

-- Amor, dulce amor --


AVISO DE AUSENCIA DE Antero
Algunos problemas de salud me impiden estar y responder. Ruego me disculpen. Gracias, muchas gracias a todas las personas que leen o comentan mis humildes letras. Les quedo muy agradecido. Hasta la proxima AMIG@S.


 

 

Oh amor por siempre amado,

por siempre deseado,

Tú, que tienes el poder

de cambiar el rumbo

de cuanto en mi vida

acontece: viva o piense:

-los diferentes matices:

de las alegrías y las penas

-los miedos y desesperos:

cuando te ausentas.

-El éxtasis de mi vivir en ti:

en lo mas dulce de mi sentir.

Y todo cuanto es presente

ante el infinito horizonte,

inalcanzable pero visible,

…será, que, ante mis ojos,

eres luz que nunca se apaga,

que nunca desaparece,

y que, en las noches oscuras

donde se ocultan las estrellas,

serán estas, a tus ausencias,

mi caminar a ciegas sin referencia,

-un infierno de tinieblas-

que sin el resplandor de tus miradas

es la certeza de una evidencia clara.

 

 

Oh amado amor

…por siempre

…desde siempre,

-si en verdad,

todo cuanto soy, o fuera,

en la voz del viento

me convirtiera,

deja en la quietud

de las aguas mansas

la señal de tu mirada,

para que en ellas pueda,

con un soplo de mis labios,

ser en ti como las olas

blancas y saladas

que al llegar a las cálidas

arenas de tus playas,

se conviertan en besos

que en su cadencia sin pausas

penetre en lo más profundo

de tus entrañas.

 

Oh de la soledad silenciosa

del desierto de mis instintos,

-amortizados y vencidos-

si es que fuera ese mi destino:

el no encontrarte en mi camino,

el miedo, oculto en las cuevas

oscuras de la morada sin vida,

se hará dueño de todo lo mío:

mis sentimientos y mis sentidos

atemorizados y vencidos

quedaran en lo más profundo

de mis ansiados sueños.

Mi vida, extraviada y sin guía,

sin el influjo de tu influencia

encomienda a ti mi alma,

porque mi esencia extenuada, 

segura está de que el rescoldo

de la débil llama que aun arde

en el fondo de mi conciencia,

podrá ser reavivada con solo

un suspiro que, de tus labios,

impulsado por tu corazón,

por mi dieras y me llegara.

 

Todo converge en ti, y si rotando

dentro de la influencia que ejerce

en mí, el poder de tu presencia,

me mantiene en la constelación

del mundo que tu vida en mi crea,

serás por siempre amado mío,

-para mis sentidos dormidos-

-en las pausas que te extrañan-

la vida en el amor que, como

una pleamar en su ir y venir,

-incansables olas en tus arenas-

la que mantendrá despierta

las caracolas que te cantan

y te cantaran en las orillas

donde descansa cada mañana

esa luna tan nuestra

tan enamorada,

tan cómplice de mis noches

donde tantas veces te sueña.

Alerta siempre estarán,

y si avistaran en las alboradas

algún indicio de tu llegada,

entonces, no antes,

seguirán cantando incansables

las canciones que despiertan

las dormidas pasiones,

y con la brisa de tus olas

-espuma blanca y salada-

me llegaran los aromas

de tu inconfundible presencia,

esa inseparable esencia

que a mis sentidos

-mis emociones-

es como una segunda piel

que me envuelve y me protege:

“brazos” abiertos desde siempre.

 

Y como el tiempo que desaparece

cuando en el aire queda flotando

el embriagador perfume

de todo cuanto abarcas y eres,

para mis ansias de ti despiertas,

será, que, en mi pasajera vida,

conviertas en inagotable manantial

para saciar mi sed ancestral

todo cuanto de ti me llega.

Y cuando ausente del tiempo

divise por las rendijas del viento,

la eternidad en la profundidad

de tu mirar:

puerta por donde entrar

a ese remanso de paz y felicidad

que en ti intuye mí alma,

se sentirá suspendida y salvada

en el cálido espacio

que abarquen tus brazos,

y ahí, cuna donde la vida

se sabe querida,

dormir la más dulce

realidad: el desear

no despertar nunca jamás.

Pues, que más puede ansiar

un hambriento de amor,

que llegar a unos labios

deseosos de miles de besos,

donde al despertar a la vida

-en cada uno de ellos-

los sentidos dormidos,

y las pasiones aletargadas,

abrieran todas sus puertas

despertando en la luz cegadora

transformadora y redentora

que una sonrisa le descubriera.

Comentarios3

  • AINHOA G.

    Muy bonito y romántico

  • YamilaValenzuelaAguilar

    Belleza inimaginable.
    Felicitaciones querido Manuel.
    Apapacho!

  • Maria Isabel Velasquez

    La melodía, tus letras son un abrazo a un corazón sediento de amor, tus lectores quedamos impregnados de ese dulce amor que tan bonito dibujaste.
    DTB SIEMPRE



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.