Raquel Antón Andreu

Volar

Muchos acostumbran a simbolizar su amor con un candado.Que te quieran bajo llave no es una buena señal. Que el amor represente algo que se cierra a cal y canto no es sano. Algo que te ata con acero no es de verdad.El amor real debería representarse con unas alas.

 

El verdadero amor debe hacerte volar sobre las nubes y no condenarte de por vida a los hierros de un puente. Tiene que estar libre de ataduras y con amarras sueltas. El amor se acaricia con plumas y no se aprieta con el acero de un candado. Volar tan alto que el resto de sentimientos parezcan diminutos y no encerrarse entre dos barras de metal.                         

 

El amor es la libertad de ser tú mismo, con tus alas al viento. Acompañado de alguien que te suba al cielo cada noche y te lleve al sol cada mañana. Que una persona comparta su libertad es la señal más pura del amor. Recuerda que cuando alguien tiene la puerta abierta, nunca se va.

Comentarios1

  • Lualpri

    Es hermoso tu escrito.
    Cuanta verdad en esas palabras. Felicitaciones.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.