Angel Quisiyupanqui

Elegía a Geraldine

Perdido, sin ti, imagino y solo encuentro
sombras que por no besarse se culpan
borrando deseos de nuestro recuerdo
por aquellos labios que ya no se juntan

Magia incandescente cual brillo me daba
en sus ojos florecía el invierno visual
debió ser reflejo, de mis ojos cristal
vivir una estación que nunca acababa

Hoy esta soledad quema mi entorno
luego deshoja lágrimas del corazón
pues tu no deseaste irte tan pronto
y yo no quise que te mueras, Mi amor



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.