Anna.

Cuando amaneció ...

Ese saxo los encontró tarde en la noche, estaban descansando en su suave cama blanca llena de cojines de los dos.


El volteó para acomodarse mejor pero se encontró con esa boca tan sensual, la misma que en la noche anterior le había dado tanto placer a su piel ; la miro con cariño, la pasión fue ascendiendo por su cuerpo, le quito las mantas que cubrían todo cuerpo, ella tenía sus ojos sellados a la luz y viajaban en los sueños de su amor, la destapó toda y se admiró al verla tan blanca, tan hermosa y sólo para el.


Se acercó muy suavemente, apenas rozó sus labios con sus dedos, ella le correspondió con la punta de su lengua dejando su humedad, excitó sus sentidos cuando así la vio y empezó a tocar con la misma calma su anatomía natural, desde el cuello a su pecho la travesía fue sensual, siguió por el camino a su núcleo de pasión, se detuvo en su ombligo con gusto particular, ella sentía todo pero no alcanzaba a despertar, el vino de la noche la había hecho descansar pero él seguía atento y continuaba sin parar...bajo sus dedos a ese bello lugar mientras miraba su rostro sin parpadear, sensaciones en ambos explotaban sin cesar, de su boca así dormida exhaló un suspiro sostenido que decía algo más, se introdujo en ella suave y lento sin siquiera respirar, fue allí en esa intensidad que ella abre sus ojos y lo mira con pasión ...


- Ladrón ! - sólo sale de su boca esa expresión pero le ruega siga, que siga sin piedad, abre sus pétalos como esa flor al contacto con el sol, el rocío se empieza a notar cuando el sin pensarlo casi se abalanza a su piel !

 


La acaricia toda toda, no se mide en su interés, la toca con pasión, le dice con sus ojos lo que siente en su ser cuando está  en esa cama, su lugar de más contacto, de más atracción ! Ella deja que la tome, como quiera lo haga igual, es su amor, su amante eterno que la atrapa con su sér, encima de su cuerpo se encontró de pronto él, suavemente con ternura la hacía toda de él, como ella era su dueña debería así mismo corresponder, el tiempo afuera no importaba esto era sólo de los dos, nadie más sabía ni debería saber del porque o para que se encontraron esta vez.


Caminaba en su piel, a lo largo, a lo ancho sólo dejaba en ella esa marca de su amor, pasión eterna que sería sólo en ese momento compartida, ambos dejaban sus deseos en ese instante, se perdieron ambos en dedicarse más que esa bella canción, se involucraron sentimientos además de piel , sus ojos dejaban expresar la explosión de sus suspiros cuando al fin después de muchas caricias, besos, minutos de los dos se decían los te amo sin control !!! 

Comentarios5

  • Xabier Abando

    Muy hermoso tu poema, rebosante de sensualidad. Te felicito.
    Saludos

    • Anna.

      Gracias por tus palabras. Es un gran placer acompañarse de textos como este o como los del mismo amor sin necesidades humanas, sólo lo íntimo con el ser.

      Abrazos !

    • Jorge Horacio Richino

      Hermosas letras, en las que encontré una amplia dimensión de sentimientos y puro amor!!
      Felicitaciones por tan bello escrito!
      Un gran abrazo!!!

      • Anna.

        Gracias Jorge, siempre tan sensible y atento !

        Imágenes en la mente que se vuelven letras.

        Besos !!!

      • boris gold

        Muy buenas tus sensuales letras.
        Un abrazo

        • Anna.

          Sensualidad que se expresa...más que letras piel !

          Saludos y gracias !

        • Wellington Rigortmortiz

          hermoso ensayo poético

          • Anna.

            Gracias caballero, un gusto que me haya leído.

            Abrazos !

          • koro

            wow¡¡ exquisito y sensual...¡¡¡

            • Anna.

              Gracias por tu comentario. Por pasar !

              Saludos !



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.