poetryman

AUSENCIA

Cuando no veo la traza del tiempo

oscuro silencio, demencial corriente,

puedo palpar la piel de la nada

la quintaesencia de lo no vivido.

Extrañas ficciones hechas y deshechas

todo... ¿para qué?

¿Cortamos rosas? ¿cantamos?

¡Amo Troya! la ciudad de mis imaginaciones

la tierra salada, la sangre quemada

¡un puñado en mis manos!

 la traza del tiempo que no vemos

 se vuelve una ilusión en medio de la nada.

Extraños espectros me rondan.

 

  

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.