Jarbe

Historia de un desamor con el insomnio

I

Soy un niño desvalido y romántico,

escribiendo tormentos en un folio

como escribe la tormenta

con agua sobre el asfalto.

 

Abriéndome el pectoral izquierdo

para arrancar mi corazón 

y usarlo como un tintero, 

usando como pluma mis dedos

si la hoja es su cuerpo;

pero por desgracia ese no es el caso. 

 

II

Escribo con un bolígrafo 

sobre un triste papel 

que un día fue árbol.

Mientras tanto el insomnio se acuesta conmigo 

y la luna nos mira. 

 

La luna y la madrugada fueron siempre

                                                                  muy voyeurs.

Observaban como el insomnio 

iba de cama en cama 

cual puta.

 

III

Lleva noches visitándome, 

buscando mis besos 

que ninguna quiso, 

buscando mis abrazos 

que ninguna quiso,

buscando mi cariño

que ninguna quiso. 

 

Él sabe que lo odio 

pero busca mi amor

cada vez que el sol cae 

                                            y estoy más sensible.

Le grité mil veces "¡ lárgate de aquí, por favor !", 

nunca me hizo caso.

 

IV

Soy un niño romántico y desvalido, 

un vagabundo de amor

                                          mendigando un poco de cariño

que aleje al insomnio de mi habitación. 

 

Pero solo recibo soledad 

y la fría atención

del mismo hijo de puta,

ahí es cuando me doy cuenta 

de que el mundo no está hecho para románticos. 

 

 

 

Comentarios1

  • Micaela

    Triste pero bonito..



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.