QUINSONNAS

PESADILLA (SONETO) (VIDEOPOEMA DECLAMADO)



 

 

Girando en espiral por mi conciencia

nocturna una psicosis me amilana

y elíptica, mortífera y kafkiana,

me tiñe con un manto de impotencia.

 

Ataca a mi valor y a mi prudencia

siquiera sin dejarme algún mañana

y expone con su atmósfera malsana

vapores de una insomne irreverencia.

 

Feroz su paroxismo es indecente

volviendo a mi coraje un moribundo

inmerso en la maldad de su semilla.

 

Empapa de sudor mi cuerpo y mente

y en vida es un delirio de inframundo

llamándose, de nombre, Pesadilla.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.