Elias Castellano

NO ES TARDE

 

¿Cuanto tiempo viví? Mucho ha pasado
de un tiempo sin amor, desperdiciado.
Sentí el rencor crecer dentro en mi entraña,
aquél que el bien del pecho te rebaña
y te arranca el perdón que haya quedado.

 

Pero hoy, nazco de nuevo para amarte.
Te daré lo que nunca pude darte.
Y verteré mi sangre en tu ribera
para fundir tus hielos con mi hoguera
uniendo nuestras vidas sin dañarte.

 

Será mi boca amante, receptora
de ese caudal que tu fuente atesora.
Que exploren tus palomas dulcemente
los cauces de mi cuerpo y de mi mente
para que se haga eterno el hoy, y ahora.

 

Desvarío de besos y ternura
en un sinfín de abrazos y locura.
Como ramas que se hayan enredado
a ese tronco que llaman el pecado,
viviremos, unidos sin censura.

Elías Castellano Blanco

 

Comentarios1

  • migreriana

    Guau, buen poema!!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.