León Aronnax

Esposa

 

 

Ese pedazo de carne que abrazo

mientras en mi memoria

en mi piel

en mi alma

navegan las imágenes

de otras mujeres

las que se fueron

las que me abandonaron

pero que siguen existiendo

en este viaje eterno

de luces

de sombras

de extremidades

 

Y no es que te sea infiel

mientras ellas

habitan mis recuerdos,

mientras sus voces siguen

pronunciando mi nombre,

mientras el vino

el café

la cerveza

traen el sabor de sus besos

 

No es que te sea infiel

mirando la luna

que atraviesa la ventana

y que venía,

en esta misma cama

a posarse en sus cabellos

verdes

azules

rubios

rojos

negros

 

No es que te sea infiel,

lo que sucede

es que ellas ya se fueron

aunque sus siluetas

cuelgan de la pared

 

Tú no me haces falta

Tú aún no te has ido

 

León Aronnax.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.