myrnamel

Marrón

Tu mirada marrón
era como la tierra
firme y generosa,
y el amor que me dabas
profundo como ella
,me ataba con raíces
me impedía volar
y yo era una mariposa
Entonces huí
Volé de flor en flor
encandilada por colores
que no tenían
nada de marrón
nada de raíces
que eran brillantes
pero eran fugaces
no daban refugio
no dejaban nada.
Quise volver al marrón
de tu mirada,
al amor que me dabas
pero te habias vuelto tierra
ya no estabas
y lloré como nunca
.Ahora soy marrón y oscura
estatua de barro
aferrada a un recuerdo
a tu amor , a tus brazos.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.