Vikshalom

Sálvame Fons Pietatis

¿Y qué puedo hacer, Helena
Si de tí estoy prendado
Si no puedo apartarme
De tu pelo ardiente
Que penetra en mi corazón
Como una daga ferviente
Y hace que el ruido calle
Y se derrumbe la razón?

 

¿Acaso no sabes que yo
Triste, dolido, solitario,
Agonizando por amor
Hago que la tinta llore
Que el papel hable callado
Sin más inspiración
Que tus hermosos ojos
Y tu sonrisa de loor?

 

Diosa de mis pensamientos
En tus manos me encomiendo
Haz conmigo lo que te plazca
Destrúyeme o sálvame
Haz que de nuevo nazca
No soy digno de tu luz
Ni de tu sombra pura
Solo soy una oveja
Devuélveme a tu rebaño
Sacra Diosa de la natura.

 

Helena, llévame contigo
Sálvame de todo mal
Recuesta mi cabeza en tus rodillas
Y acaríciame el pelo
Mientras entro en trance
por tu hermosa voz
Mientras cantas una nana
En un idioma salido del alma
Que no puede ser aprendido
Sino con el corazón.

 

Llévame a un tiempo mejor
En donde estemos tu y yo
Quiero rezarte, orarte y
Mi cuerpo sacrificarte
Quiero que me lleves
A tu Edén azul y rojo
En donde emanan ríos de pureza
Ríos de miel y leche
Ríos de tu belleza
Ríos resplandecientes.

Comentarios1

  • Rosita de Mendoza

    Preciosos versos. Un saludo cordial



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.