KHRISNA

AMARTELADA



 

Amartelada, anegada

en la profundidad de tu mar,

con el sabor de tu nombre

en el bermellón de mis labios.

 

Decirte amor es vivirte

en toda su polisemia:

colores, sabores y aromas

hacen una delicia degustarte.

 

Obturo mi mente y te creo

entre el azul del empíreo,

surges de las pléyades

sobre un manto de luz.

 

Y me atavío del calor de tus manos

caricias que me llenan de ensueño,

éxtasis que obnubila y me hace

ser de ti… cada vez más…



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.