tabatah2015

LÁMPARA

 

Vieja lámpara sin aceite,

inútil y envejecida.

No iluminas el amanecer

de un mar agitado.

Te unes entrañablemente

con la noche furtiva.

Apagas los ojos de mirada infinita.

Resignada, estás.

Buscas a tientas

un espacio sin límites

y voces indeciblemente suaves.

Ilumina mi Presente!

Ilumina la sala desordenada de un albergue.

los muros de piedra gris, planos, lisos

perfectos.

Desafía los siglos.

con celo fundado!

Y llévame al estío.

a la puesta de sol,

al camino blanco.

 

Patricia Aznar Laffont

nov/2017

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.