Eva utópica

Imaginen

Imaginen el viejo roble.

Tan alto.

Tan fuerte.

Tan entero.

Tan noble.

Imaginen sus días,

sus años,

sus siglos.

¿Cuantas puestas de sol habrá vivido?

Seguro que no más que el pequeño principito.

Imaginen este árbol, único como una rosa entre mil millones

Imaginen pájaros bailando entre sus hojas.

Niños trepando por sus ramas.

Campesinos cobijándose en su sombra.

Amantes reafirmando en su tronco sus pasiones.

Animales resguardándose del frío.

Poetas ensoñándose en visiones.

Imaginen cuantas generaciones lo habrán amado.

Y de tanto imaginar aparece John Lennon,

tocando su blanco piano,

en su blanca habitación,

Yoko Ono medio bailando,

todo blanco.

Imaginen ahora

que, sin aparente motivo,

algunos desaprensivos

han prendido sus fuegos,

con premeditada alevosía

y a cualquier hora.

Imaginen todo ardiendo a su alrededor.

Personas gritando entre el humo,

cubiertas sus manos,

sus rostros,

con negro hollín.

Personas perdiendo sus casas,

sus animales,

sus bosques,

sus vidas 

y sus esperanzas

consumiéndose en las llamas.

Imaginen la negra tierra tras la hogera.

Esqueletos verticales negros.

Imagínense ahora el viejo roble

consumido,

calcinado.

Imaginen que esto fue solo un mal sueño.

Imaginen mi llanto

entre un millón de llantos.

 

Imagine, Jonh Lennon...

 

Comentarios1

  • Toqui

    Eva: Viva realidad.

    Saludos afectuosos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.