QUINSONNAS

GUALDRAPA (SONETO)

 

 

Tiñéndome de luto en mi aventura

me niegas el color de tu gualdrapa

dejando a mi corcel sin cobertura

delante de ese amor que se le escapa.

 

Desnudas a mi ser en tu espesura

por mucho que me ponga hasta una capa

jamás sin otorgarle a mi montura

tampoco lo que sueña y nunca atrapa.

 

Su lomo con mis piernas le recubro

y andante un caballero me declaro

sin nada que ilumine nuestro traje.

 

Mirándote de lejos te elucubro

montado en un rocín sin el amparo

de un mínimo abolengo o de linaje.

 

Comentarios3

  • jarablanca

    Muy buen soneto.
    Saludos

  • yosoyelquesoysiempre

    Con la maestría de siempre hilvanas los versos, sobre la nívea blancura.

    Endecasílabos dotados de belleza.
    Eufonía y cadencia perfectas.

    Un abrazo y saludos poéticos.

    Jaime Ignacio
    Condorandino

  • B. Wayne

    *Leído.
    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.