QUINSONNAS

COLUMPIO (SONETO)

 

 

 

Flotando en un columpio nos mecemos

al lado uno del otro embelesados

mirándonos felices y abrazados

repletos del amor que poseemos.

 

Unidos, simplemente, nos queremos

al pairo de su abrigo aposentados

dichosos, rebosantes y colmados,

de toda la pasión que desprendemos.

 

Allí nos declaramos mutuamente

y yendo al infinito en su andadura

los ecos de este gozo recopila.

 

Movemos al columpio suavemente

y envueltos en su dicha de dulzura

las almas a la par nos encandila.

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.