Javier Fernandez Laso

Corazones tatuados..

Amaneció una nueva vida

y dos corazones se encontraron.

Muchos sueños despertaron,

y con una alegría prohibida

sus almas se enamoraron.

 

Muchas lunas pasaron

reflejando ilusiones y vuelos.

Dibujando sueños y  anhelos,

con imágenes de sonrisas,

de miradas, de besos, caricias,

y de ojos que lloraron.

 

Pasión, con la dulce osadía

de un pensamiento despierto.

Amor, ocultado en la rebeldía

de un sentimiento encubierto.

Ternura, con la triste melancolía

de dos rosas en un desierto.

 

Oscureció la nueva vida

con dos corazones apenados.

Hojas que quedaron al viento,

y flotaron con filos sesgados.

Con una tristeza prohibida,

se cruzaron en un lamento.

 

¿Te vas?, dame un recuerdo.

¿Qué ves en el cielo? -Mucha calma.

¿Qué ves en el suelo? -Una huella.

En mi mano, una cajita que pierdo.

Dentro,   un trocito de alma

para que siempre vivas con ella. 

Evocará un corazón calmado,

de dulzuras inundado.

Dejaré escrito en la huella:

 

Si la alegría se olvida de ti,

tú no te olvides de ella..

...................... 

 

En un pueblo hay un crucero

con dos relieves estampados.

Son,  dos cisnes enlazados

con un eslabón prisionero.

 

Quedan, sueños de enamorados

y nostalgias de amor verdadero.

Queda, un dibujo en el crucero.

Quedan, dos corazones tatuados.

 

Javier..

 

 

Comentarios2

  • YolandaR

    como una canción que se entona de reojo, por el rabillo el miedo a perderse, por el frente la confrontación de que siempre pueda acabarse lo hermoso...al fin, un paladar que no se arrepiente...( esto salió al leerlo )

    Saludos
    Salud!!

  • Javier Fernandez Laso

    Un beso



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.