Javier Fernandez Laso

Rosa María.. Alma de poeta.

Alma que no conoce antesalas

y con palabras hace versos.

Alma de colores dispersos

que sabe volar sin alas.

Llevas suaves armaduras

moldeadas con mimbres y lanas.

Delicadas dulzuras dimanas

iluminando las noches oscuras.

 

Alma, que ríe con delicias

y que sueña con un cielo.

Puedes levitar sobre el suelo

y con los recuerdos de un duelo,

lloras ofreciendo caricias.

 

Alma, que respira con alientos

y habla con las miradas.

Alma, con auroras adoradas

que nos cantan en los cuentos.

Transportas un corazón dolido

con lágrimas tras la sonrisa.

Conservando siempre lo perdido,

para la desazón y el olvido

te revelas infiel e insumisa.

 

Alma, que transita solitaria

por senderos del pasado.

Vives, con un sueño encadenado

y con una luz visionaria.

Escribes con rimas aliadas

sin pronunciar palabras ocultas.

A las tristes realidades indultas

dibujando letras afortunadas.

 

 

Alma, que esculpes tu silueta

en fulgores de mil simpatías.

Haces música con poesías..

 

Solo eres, un alma de poeta.

 

Javier..



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.