QUINSONNAS

CÁBALAS (SONETO)

 

 


El timbre de tu voz desconocida

lo escucho con mis cábalas y oráculo

felices al soñar el espectáculo

de darme con tu nombre bienvenida.

 

Callada sin embargo eres en vida

y anónimo me encuentro ante un obstáculo

buscando en tu mudez siquiera un báculo

que pueda el apoyarme o dar cabida.

 

Ignoras lo que siento y lo que digo

y vives sin saber de mi existencia

ajena a estos pesares y murmullos.

 

Anhelo compartir mi amor contigo

y lucho por aunar nuestra presencia

mezclándose mis labios con los tuyos.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.