Eva utópica

Adiós

Desde detrás de la empañada ventana,

con mi naríz pegada en el cristal,

veo marcharse, pisando la dura escarcha,

al hombre que fue un día mi mitad.

 

 

Yo le pedí que se fuera.

Sin vacilar cruzó la puerta.

¡Le escupiré si se da la vuelta!

Comentarios2

  • Tokki

    No soy el Adán que recibirá la caricia de tal saliva.

    • Eva utópica

      Jajaja...
      ¡gracias por el comentario!

    • Flanker

      Uff... me ha encantado. jaja.
      Es algo así como mi sueño
      Saludos Eva

      • Eva utópica

        Gracias...
        Me alegra que te guste.
        ¡Salud!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.