Escarzaga

Por La Vida


Por esta oda a la duda,
Brindo hoy y mañana,
Aunque conozco a la muerte,
Yo se que vida palpa mi mano.
Por esta sonrisa ingenua,
Que aunque de finales hable,
Sabe quien fue dueño de su canto,
Y por ende dueño del mio propio.
Por tu duda, la mia
Y la de aquel necio recogido,
Fingamos hoy que nada nos ata.
Por la vida, la muerte
Aqui felices nos encuentre y
Cuando regrese,
No tenga nada con que soñar.


Por la vida de vez en cuando sueño,
aunque vea pegada la muerte a mis talones
Para ella mis sueños son como pisotones
Y la miro a los ojos y me descojono
Porque sé que si lloro, me ganara antes la carrera.
*Tere


Por dádivas alzamos nuestras jarras:
Se nos derrama la Vida.
Cantamos con dulces ortigas en los labios
Para esa lengua materna que dobla salivas y verbos y sábanas.
Como un sueño donde nos juramos estar despiertos
Hasta que una Verdad trastabilla nuestra pantomima de heroísmos.
Yo camino dejando que mis tropiezos decidan con qué pie pisaré;
A veces observo la Vida,
La acaricio sin compadecerme,
Y me deshago entre sus redes.


¿Qué balbuceas, oh vida,
al gritar tu despotismo,
que nos obligas a caminar
sobre llagas no correspondidas?
¿Por qué pienso en ti dulce,
a la noche caída, si el rostro
de tu despertar
es gemido de mi latir?
No acabaré, ni sobre escombros
pretendo vivir,
al encumbrar los valles,
en tus brazos me encontrarás.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.