ahidalgodegik1967

AMAPOLA

AMAPOLA

Anoche soñé amapolas entre eras

encarnadas... madrugada eterna y blanca.

Soñé que rojas y eternas florecían

amapolas encarnadas en las eras.

El sol poniente del cielo brillaba

triste, potente; sus rayos fuertes

caían sobre mi alma insidiosa... Su brillo

amarillo entre nubes descendendía y me abrasaba.

Y entre todas las princesas encarnadas de las eras,

una sola, con su brillo, regro intenso

entre sus pétalos, con sus ojos

me alcanzó. ¡Amapola sola y sombra!

Una amapola esmeralda, escarlata

negro oscuro me esperaba entre los prados:

ciego, libre, absorto, inerte

me lancé sobre su espíritu...;

cuerpo aséptico, intocado, puro

siempre hasta el final... ¡mi amapola!

Corro aún entre los prados esperando

un sí sin precio.

Corro, flor de mi esperanza,

anhelando un puede ser...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.