Manuel61

RESPUESTA



No voy a entrar en vacías discusiones,

ni en preguntar ¿quién puso más amor?;

solo voy a explicarte las razones

por las cuales aun vives en mi corazón.

 

Te amé, lo sabes, más que a mi propia vida;

o quizá no sea pasado y aun te ame,

pero fuiste tú quién mostró la salida,

fuiste tú la que quiso hacerse daño.

 

Fue tu miedo el que tomó las riendas

de tu vida, y sin pensarlo huiste;

y es posible que quizá ahora entiendas

lo mucho que me amabas, tal vez lo que perdiste.

 

No olvido lo vivido, es imposible

olvidar tantos momentos de alegría;

olvidar a esa mujer increíble

que se hizo la dueña de mi vida.

 

Sin embargo, vivir en el pasado

no es bueno, tal como me decías;

por eso, aunque no te he olvidado,

me obligo a hacerlo casi todos los días.

 

Tal como tú lo has hecho, al cortar

todo contacto, de palabra y de vista;

como queriendo, de un plumazo borrar

el pasado, y que el presente ya no exista.

 

Tan solo queda una deuda pendiente

que el tiempo, en justicia, saldará.

No quedará ya nada, solamente

decir adiós, y nuestra historia acabará.

 

Esto será lo último que escriba,

ya no tengo ni musa ni motivos;

esta es, por fin, la despedida

de este pelo blanco, de tu niño.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.