§°Ealaíontóir°F.°Aidrean°§

Crónicas de zumbidos lejanos (Cap. II)

 

Crónicas de zumbidos lejanos 

Cap. II


Capítulo II (Ciencias de la comunicación) 

    ¡¡¡Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz!!!
Falta algo, falta algo aún... ¿Qué es lo que falta?... pues... hasta ahora solo he registrado lo que dicen ellas, pero me estoy dando cuenta, día tras día, que ellas también desean saber más de nosotros.


    Es hora de comenzar también nosotros (o, al menos yo) a ensayar algunos pasos de baile...
Debo reconocer, que la danza nunca fue mi fuerte en todo lo que va de mi corta vida. Lo más parecido a una danza que he hecho, son las "katá" de las artes marciales, como ser kung fu y kiokushin kai kan, haciendo las demostraciones de llaves, bloqueos, diferentes golpes, simulando un kumite... Entonces, cuando las abejas no estaban, salía a mi puerta y practicaba las katá.


    -¡Sikus, mi amor! ¿Se puede saber qué haces? - pregunta Ocarina desde la ventana de la cocina, asombrada de que Sikus, a tan tempranas horas de la madrugada, esté entrenando kiokushin, en medio del bosque...


    -No es nada, amada mía, ven y te explicaré- responde Sikus, jadeando de cansancio -
Ella, sale con carita de sueño y un gran tazón de barro cargado con un humeante y aromático café negro con vainilla, bien caliente.


    -Cuéntame, amado mío, te he estado mirando por la ventana y me alegra ver que no has perdido la precisión de tus movimientos - dice Ocarina alcanzándole el café y dejando sobre sus labios, una suave impresión de los suyos.


    -Mi... querida Oca... aún falta... algo - dice él, jadeando aún. - Necesitamos hablar con ellas, ¿entiendes?—
    -Entiendo, sí, mi "ninja" del bosque, pero... ¿crees que entenderán algo, con tus katá? No te enojes si te digo solo una cosa... ¿Sabes? Me parecen muy rígidos los movimientos del kiokushin, los del kung fu me parecen más armoniosos, pero... me parece que aún falta algo... -


    -Puede ser mi tierna Oca, puede ser - se queda algo pensativo y su mirar parece ir más allá del bosque...
-Ven conmigo - rompe el silencio Ocarina- ven conmigo, mi ninja del bosque y te enseñaré algo... -


    Él la siguió pues y, luego de ayudarle a terminar su café, Ocarina estaba radiante, con una hermosa sonrisa y sus mejillas tenían el mismo tono de los arreboles de un sol majestuoso naciente.


    Ella solo dijo una palabra... - bailemos -
Ciertamente, nunca la había visto bailando, propiamente dicho, nunca fuimos seducidos por esas artes de expresión corporal, pero inmediatamente que hubo dicho esa palabra, comenzó sus movimientos.


    Yo la observaba embobado y asombrado a la vez... Comenzó con un salto hacia adelante, pero elevando las piernas hacia arriba, completando un perfecto "mortal" hacia atrás, sus pies, no golpearon el piso, antes parecía que lo acariciaba. Allí comenzó unos saltitos de derecha a izquierda, moviendo sus pies en forma de giro, nada de movimientos rectos. Todos eran giros rozando el piso y casi sin apoyar... pensé... mmmhhh  ¡Capoeira!!!
-¡Capoeira! - dice ella sonriente - se ve que pensé en voz alta -


    Efectivamente, sus movimientos eran de una perfecta Capoeira, pero no el estilo que suele usarse para danzar, sino el que se usa en competencias de artes marciales.


    Sentí que cada vez, mis lazos se iban reforzando más y más con mi amada y, aparte, me sentía cada vez más enamorado.
Llegó el mediodía y luego de bañarnos en el arroyo, fuimos a preparar el almuerzo.
Mientras asábamos la carne de un ciervo, saqué mis libros, buscando algunas guías de danza para comunicar conversaciones las abejas.


    Revisé cinco libros y no hallé nada... y me dije... Esto no va a ser fácil...
Comimos en silencio. Felices por la mañana que disfrutamos, mas preocupados por no encontrar la ayuda que necesitábamos para las comunicaciones. 

    Luego de la comida, mientras comíamos algunas frutas del bosque, fue que Ocarina tomó otros libros... Miré y lo que leía eran los libros de las artes marciales chinas y japonesas... muy intrigada... 

    Miré sobre su hombro y... entonces entendí... - no sé si encontrarás lo que buscas... - le dije, claro, estaba mirando ciertas técnicas de combate, Wushu (武術), Kung-fu (功夫) Kuo-shu (國術) o Chuan-fa (拳法),etc, Entre ellas halló ciertas técnicas cuyas formas simulaban los movimientos de ciertos animales. Por ejemplo, el estilo de la grulla, el del tigre, el del mantis religious, etc, etc. Claro, buscaba si había también algún estilo basado en las abejas... 

    Finalmente... ¡Halló lo que buscaba!
Hubo en Fuzhou ( 福州), un venerable maestro anciano, llamado Shaoran, muy avanzado en las técnicas de Wushu, quien fue, al parecer, el único interesado en las abejas. Escribió cierto tratado, titulado: "Un pueblo de lenguaje silencioso", aparentemente un estudio de biología y botánica. Habiendo en casa tantos libros sobre el tema, nunca le había prestado atención a este pequeño volumen.
   

     Fueron semanas estudiando el librillo y probando las técnicas marciales que enseñaba el viejo maestro Shaoran (pequeño lobo en chino) Supimos, con asombro, por los escasos datos biográficos que tenía en la contratapa, que este hombre abandonó Fuzhou para irse a vivir en forma solitaria en los bosques de las montañas. levantó una humilde cabaña al pie de un alcornoque y se hizo apicultor. Cada tanto, descendía de la montaña a los pueblos y los recorría vendiendo la miel que producía en la montaña. Este librillo, vinos que era como un pequeño diario personal donde fue anotando todo lo que aprendía.


    Me sentí tan identificado con el maestro Shaoran, que me emocioné profundamente. Las últimas páginas del libro, reunían algunas conversaciones tenidas con las abejas, observando sus danzas y respondiendo con sus kata perfeccionadas, de las cuales, nos alegramos ver sus explicaciones e incluso varios dibujos que ilustraban los conceptos.


    Llegó el momento en que estábamos prontos para comenzar a intentarlo. Las abejas habían ido viendo día tras día nuestros entrenamientos, y quedaban largo rato observando. Algunas veces nos hacían señales de aprobación y otras veces comentaban entre ellas.


    Hoy llegaba el gran día de poner a prueba todos nuestros conocimientos adquiridos, procurando tener nuestra primera conversación en lengua de abeja.
Nos vestimos con nuestras mejores ropas. Ocarina se hizo un peinado y adornó sus cabellos con muchas flores hermosas, de riquísimo aroma.


    Habíamos hecho un claro en el bosque, frente a nuestro hogar y allí, decoramos con miles de flores silvestres nuestra pista de danza.


    Cuando salimos de casa, a las 8:00hs, aproximadamente, ya habían llegado cerca de cinco enjambres completos y estaban paradas en todas las flores que habíamos puesto. Las reinas, representantes de cada enjambre, estaban en un ramo de lirios que habíamos puesto en un sitio especial.


    Salimos, Ocarina y yo, tomados de la mano y sentimos la ovación de un ensordecedor zumbido colectivo...


¡¡¡Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz Bzzzzz!!! 

    Las reinas ordenan hacer silencio diciendo... 

¡Dejadnos seguir observando! 

 

§§§§§§§§

Continuará...

By  §°Ealaíontóir°Fileata°Aidrean°§

 

Comentarios4

  • jarablanca

    👏👏👏👏👏Bbzzzzzzzzzz🐝 Esto no se hace!!! A quien se le ocurre parar aquí!¡
    Bueno, esperaré la proxima entrega...
    Me parece un cuento fantásticamente interesante.
    Abrazos.

    • §°Ealaíontóir°F.°Aidrean°§

      ¡¡¡Gracias por tu Bzzzzzzzzz!!! 🐝🐝🐝🐝🐝🐝🐝🐝🐝🐝🐝🐝🐝Faltan muchos capítulos aún. Mil gracias por tu grata compañía en cada uno de mis trabajos y emprendimientos. Siempre un placer recibirte en mi espacio. Eres una gran amiga.
      Abrazos.

      • jarablanca

        Bbzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz!!! Jajajajaja

      • Amalia Lateano

        en fin , habrá que tener paciencia... jajaja
        No es bueno dejarme con la intriha.
        Me llama la atención los nombres, ambos de instrumentos de viento!!!
        Esperaremos!!!
        Saludos

        • §°Ealaíontóir°F.°Aidrean°§

          Amiga, me traiciona el subconsciente, tengo impregnada la sangre de instrumentos musicales, jaja, entonces, dos por tres se asoman en mis composiciones... Muchísimas gracias por detenerte en mis letras, es un placer recibirte, amiga poeta.
          Abrazo grande.

        • Isiszkt

          Que siempre tengas en el alma impregnada la música y la poesia poeta

        • Azura Luna

          Jajajaj que bueno Adrian!. Como no me avisas que estabas escribiendo un estudio sobre las abejas? Aprender su baile y su lengua.. yo quiero ese libro del viejo maestro chino..
          Es muy divertido como lo escribes y realmente interesante.
          Un abrazo grande.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.