Miguel Ángel Peñafiel Miranda

UNA MUJER QUE HABLA

 

Una mujer que habla con todos los hechos:
Cómo el padre supremo, que dibujo.
La belleza de su juventud, qué actos
Me hizo la mayor figura de mis días, incluso
En tu retrato lo hizo llorar sus pintas
Alguien como tú.

Con todos esos honores, suspiró por uno.
Quienes, decir críticos, se reconocer;
Hice buenos trabajos con habilidad y respondo
Por algunos
Pero maravillosa como te hizo Dios, yo no te
Puedo hacer.

 

 


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.