myrnamel

A Mario Ernesto

Eras un tipo bueno

de esos que en la vida

siempre tienen la mano tendida

para ayudar al que sufre

y acompañar al que rie

festejando la vida.

Tenias los ojos tristones y tiernos

que al mirarlos hondo te dejaban ver

dolor desengaño y melancolia

pero tu sonrisa que brotaba facil

te los escondia.

Fiestas y viajes continuas salidas 

y mucho trabajo asi eran tus dias

quizas escapabas de  la muerte

que te seguia y te atrapó  pronto

dejandonos huerfanos de tu alegria.

Pero tu esencia de ese tipo bueno

que ayudaba a todos

y siempre reia

sigue con nosotros

eterna presencia

del amor inmenso

que honraba tu vida.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.