Ulises Rodriguez Barreto

Poema III Mi musa

Poema III

Mi musa

 

Su cabello esgrima el fuego silencioso,

y como un torbellino danza sobre sus hombros.

Veo desnuda la juventud en su piel

¡Ay! en la profundidad de sus ojos,

¡Ay! en su cuello tan frágil.

 Mi niña cuan elocuente eres,

cuan frio puedo ser…

Más evitarle no puedo,

ni simularle lejos,

ni añorarle más cerca.

¡Ah! Se me escapan las sonrisas

cuando le veo;

y no temo ser feliz a su lado,

aunque la tristeza adorne mi rostro

y los sueños se me escapen,

como se me escapa el tiempo

cuando su aliento rozo…

Cuan bella puede ser

¡Ay! mi niña en sus facetas.

Como luciérnagas infinitas

tiritan estrellas en el cielo

y es su distante apogeo,

mi más profundo anhelo.

 

Ulises Rodríguez Barreto.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.