poetryman

LA PESTE

Me hago un nudo a tu pulcra cintura

mientras le saco brillo al óxidos de mis huesos,

pero, no es eso lo que debe preocuparme

sino el tóxico afán de mi corazón

indomable ,

ahora sé no soy superior a mis vicios

que me empequeñecen y me gritan

pero da igual y no es cuestión de sentirme

orgulloso, a veces se llega a perder la vergüenza,

llego a cicatrizarme, es cuando los errores

dejan de doler,

se que tengo tu perdón,

y eso me vuelve letal, no contra tí

sino contra mi mismo,

no quiero perder el horizonte de lo que fui

o mejor aun de lo que soñé,

no quiero llegar a decir que hubo

un happyland, un rosebug...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.