poetryman

SALOBRE

Tengo la manía de tus besos

a veces he tenido que regresarme,

desandar lo andado,

pero hoy no regresé, pudo más el orgullo,

perdimos los dos irremediablemente

yo tu beso, tu mi dedicación,

¿En que puede dañarnos, si aparentemente estamos intacto?

algo fue rasgado muy a mi pesar,

la luna duerme ahora plácida bajo

nuestras pestañas,

cruzaremos estas arenas

derribaremos murallas,

y este salobre grano de sal

lo habremos diluido en el cuenco

de nuestras almas torcidas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.