Lucila De Melo

VIDA

VIDA

 

No eres una carrera con obstáculos,

tampoco un vuelo sin sentido.

No eres un juego de niños,

tampoco una máquina de Hombres.

No eres una roca indestructible,

tampoco una nube de algodón.

No eres un árido desierto,

tampoco un oasis infinito.

Oh, maravillosa vida!, lo que eres...

Es una caminata a nuestro propio ritmo;

un bosque donde se esconden misterios temporales;

la lluvia que refresca nuestra cara;

el viento que despeina nuestro pelo;

dos brazos que cobijan nuestro pecho;

muchas lágrimas por el dolor inevitable;

 felicidad por cada sueño que se cumple;

un libro escrito por Dios, para enseñarnos a cada uno una lección.

Oh vida, que poco te entendemos!

y te usamos como arapo y te gastamos,

y cuando no nos sirves te injuriamos.

Por qué no te regamos?

Por qué no te escuchamos cuando nos adviertes?

Por qué no te cuidamos cuando aún estás?

Y cuando te muestras cansada y enferma,

daríamos lo que no tenemos por retenerte.

Mi querida vida! hoy quiero homenajearte...

A ti, que me fuiste dada,

 a ti que me permites ver las flores abrirse

y escuchar los pájaros cantar.

A ti que sabes que disfruto sentir el agua en mis mejillas

y oler el perfume del jazmín.

A ti que, a pesar de mis errores, aún continuas a mi lado. 

Gracias Vida! Hoy te amo más que nunca.

 

Melina.

Todos los derechos reservados.

 

Comentarios3

  • Sebafel

    Francamente no soy ningún enamorado de la vida, de esta vida. Más bien diría que casi nunca ella es digna de tributo, porque nos condiciona de una forma tal que queda demasiado poco margen para la auténtica libertad creativa (si es que tal cosa puede darse en la realidad). Me parece que esta vida, más que una compañera que nos permite oler, disfrutar, ver o escuchar, es más como una especie de dictadora que nos impele y prácticamente nos obliga a hacer ciertas cosas y a dejar las que en el fondo nos gustaría hacer, y que no hacemos sencillamente porque no podemos hacerlas. Por eso yo, personalmente, no le canto ni le rindo homenaje. Pero rescato los primeros versos, ya que la vida no es ni tan mala ni tan buena como a veces nos parece: "ni un árido desierto, ni un oasis infinito". En eso te encuentro toda la razón. Muchos saludos y gracias por el poema

    • Lucila De Melo

      Estimado Sebafel: mi vida no ha sido color de rosas, tampoco un lecho de espinas. He reído y llorado, pero hay algo que aprendí y es a vivir a mi manera, asumiendo las consecuencias que ello me ha implicado. La vida puede ser vivida con libertad, podremos estar limitados en nuestro entorno material o físico, pero nuestro espíritu y conciencia siempre podrá ser como los pájaros y llevarnos al lugar de nuestros sueños. Gracias por comentar, saludos, Melina.

    • nelida moni

      Meli, solo verdad en tus versos de hoy
      La vida va pasando, en vez de vivírla
      la dejamos correr, como corre un brazo del río, sin apreciar cada uno de
      sus regalos
      Mi afecto
      Nélida

      • Lucila De Melo

        Gracias amiga, te envio un afectuoso saludo. Melina.

      • gaston campano

        Nadie nace sabiendo vivir, todo lo vamos aprendiendo en la senda a seguir.
        Apreciar lo que nos entregan los sentidos es la mejor forma de dar gracias al creador.

        Saludos vividos.

        • Lucila De Melo

          Gracias por leer y comentar. Saludos!



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.