Aviador nocturno

Tierra de insectos

tengo tantos motivos pero no puedo llorar
se ha cansado el llanto lo durmió el dolor

si esto hubiera ocurrido ayeres
me habría vaciado dos océanos junto con ambas pupilas
pero hoy me encuentro completamente árido

quizás deba agradecerlo
porque nunca me gustó dar ese “espectáculo”

si por lo menos la falta de lágrimas me hiciera parecer fuerte
mas no es así
estoy tan débil que hasta un inofensivo insecto podría matarme
y últimamente
solo frecuento la tierra de las hormigas
los lepismas
y las cucarachas gigantes



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.