E.L.

La Amante y el Mar

Se sienta en la arena mirando el mar, ese mar que tantas veces le dio paz,  sirvió de alivio a tanta tristeza y acompaño su soledad, pero esta vez es diferente, esta vez,  nada calma su pesar...

 

Cierra los ojos y las imágenes se deslizan suave pero nítidamente, son tan vívidas que pareciera que con solo estirar su mano podría tocarlas y es así como logra sobrevivir… recordando y acariciando cada momento, cada canción  cada palabra escuchada...

 

Mete su mano en el bolsillo de su traje y saca su mas grande tesoro: las notas de amor de su amado… esas que se han convertido en alimento, oxigeno, cura milagrosa para su atormentado corazón… Todos los días relee cientos de veces una a una sus notas y aunque a veces las lagrimas no la dejan ver con claridad lo escrito, tampoco necesita tener sus ojos claros, conoce de memoria cada palabra, cada juramento, cada pacto de amor,,,

 

No existe otra manera para soportar la ausencia de su amado... Pero entre sus recuerdos bellos se cuelan los amargos... El día que se marchó… El más amargo de todos...

 

Él prometió volver, ella prometió esperarlo y así lo hará, sin importarle el tiempo o lo que tenga que pasar. Sabe que verlo llegar y sumergirse en su amor, sus besos, si luz le harán vivir de nuevo, respirar de nuevo y eso bien vale cualquier sacrificio, cualquier espera...

 

Vuelve a mirar el mar... y reza.... Reza porque ese mar inmenso, muy pronto le devuelva a su Rey, su Arquero, su Guerrero, su ángel de Luz, su regalo del cielo... Su Compañero...

 

De pronto la duda asalta su corazón. Se pone de pie y siente como se agita su respiración, y… ¿si ya no  la ama? y ¿si no regresa? y ¿si nunca mas vuelve a sentir su amor inmenso? y ¿si lo perdió para siempre?...

 

¡NO!, se recrimina de inmediato... Eso no va a suceder... Él dijo que nada los separaría jamás, él dijo que regresaría... él dijo que la amaría por siempre... él dijo que la protegería... él dijo que no le haría daño nunca... Y él ¡cumplirá!

 

Vuelve a sentarse en la arena... Sigue mirando el mar...

Comentarios1

  • FELINA

    AMIGA QUE BELLA OBRA DE ARTE PLASMASTE EN TUS VERSOS, FELICITACIONES
    ABRAZOS FELINOS.

    • E.L.

      un millon de gracias, de veras que esto de compartir mis escritos me está comenzando a gustar jejejejeje abrazos

      • FELINA

        SIGUE ASI QUE VAS MUY BIEN...ABRACITOS.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.