KHRISNA

COINCIDENCIAS…



Se recorren las cortinas

conque la noche se asoma,

ataviada con la luz de la luna,

solo ella sabe lo que el alma

guarda... celosa en lo profundo;

y el viento raudo, se cuela osado,  

que repite sin cesar…tu Nombre.

 

Coincidiste con la orfandad

de afecto en que estaba mi vida,

sorprendente fue la analogía

entre tu sentir con el mío,

sin querer fue tan coincidente,

que sin medida el amor floreció

colisionado nuestros mundos

sin siquiera haberlo esperado.

 

Nuestras emociones se cotejaban

para mi, sin replicar se amalgamaban,

para ti, coincidencias sin eco viajaban;

esto fue sucediendo por largo tiempo,

confundiendo y segando a la razón;

pero los espejismos nunca son eternos,

siempre llega la luz del entendimiento.

 

Hoy… Estoy aprendiendo a vivir

con las coincidencias que bifurcan

y parten a mi alma en dos, puedo sentir

que aunque extraño  es coincidir

en sentimientos y querer apropiárselos,

cada quien y cada cual confiere sus deseos

a sus mus@s, inspiradores de emociones.

 

Coincidir en sentimientos inalcanzables,

anhelos que rocían nuestra existencia

y buscan el asilo de la poesía para vivir

cuando no encuentran puerto en lo real;

semejantes somos y sentimos igual,

y aunque creados por un mismo hacedor

nuestra sensibilidad nos hace sin igual.

Aprenderé a vivir con el agridulce sabor

en que me sumergen esas coincidencias.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.