Corazón

La inmortalidad de Ana

.-¿Donde vive usted señorita?

 

.-En esa casa señor.

 

.-Imposible señorita, esa casa ha sido revisada por mis brigadas cientos de veces y me han informado que está completamente deshabitada.

 

.-¿Me lo está diciendo a mi señor? a mi que llevo casi dos años encerrada con toda mi familia esperando que se termine esta horrorosa guerra para poder salir?

 

.-¿Y porque no sale a caminar mas seguido como ahora y como lo haría cualquier chica normal señorita?

 

.-¿Por qué cree usted señor?

 

.-Ummmmm ya estoy adivinando ,usted es judía.

 

.-Me temo que si señor.

 

.-Entiendo ,pero dígame usted señorita ¿que ha hecho durante estos dos años para no aburrirse en el encierro en que se encuentra? debe ser muy difícil encontrar algo para poder entretenerse ¿no lo cree?

 

.-Si muy difícil señor, por eso me he dedicado a escribir durante mi cautiverio.

 

.-¿A escribir? mire usted que interesante es lo que hace para no aburrirse  ,a todo esto ¿ cual es su nombre señorita?

 

.-Señorita Ana.

 

.-¿Ana cuanto?

 

 .-Ana Frank señor.

 

.-Un gusto Ana ,yo soy el teniente Hans Krimminal de la Gestapo y es seguro que ya sabrá algo de nuestra organización.

 

.-Me temo que si teniente,y creo que es terrorífica.

 

.-Lo se ,ni me lo recuerde usted .Pero dígame con franqueza Ana ¿sobre que materia de interés ha escrito todos estos años?

 

.-He escrito de todos nuestros sucesos domésticos teniente ,nuestros temores ,nuestras esperanzas ,nuestras pequeñas alegrías ,en general de los hechos cotidianos que se viven en nuestro pequeño refugio.

 

.-Perdón, ¿en ese cuaderno que usted lleva en su mano escribe su diario?

 

.-Si teniente ,en este cuaderno.

 

.-¿Me haría usted el favor de prestármelo para echarle una mirada ?

 

.-Por supuesto teniente ,tome.

 

.-Gracias.

 

 

Ummmmmmmmmm

Ummmmmmmmmm

Ummmmmmmmmm

 

.-¿Que le parece teniente?

 

.-¿Quiere que le de mi opinión con cruda franqueza Ana?

 

.-Me encantaría teniente ,usted por lo demás es el primero que me lee algo.

 

.-Enhorabuena me parece.Mire Ana ,respecto al diario según yo hay dos alternativas para su futuro.

 

.-¿Dos teniente?

 

.-Si, dos Ana.Si usted llega a sobrevivir a la guerra no pasará de ser un simple y común diario de una niñita de quince años.

 

.-¿Y si no sobrevivo?

 

.-Y si no sobrevive lo que ha escrito la hará inmortal y será conocida por todo el mundo. ¿que opina usted al respecto?

 

.-Bueno ,por un lado me encanta la vida y me gustaría  sobrevivir a la guerra y morir anciana, pero por otro me disgusta la idea de que todo lo que he escrito no vaya a tener ningún valor literario.

 

.-Ese es el dilema Ana y si usted deseara la segunda alternativa yo le puedo dar una mano.

 

 .-¿Como así teniente?

 

.-Si usted deseara ser inmortal solo tiene que decirme  donde está la entrada secreta a sus habitaciones y mis brigadistas tomarían nota para encontrarlos y deportarlos en tren.

 

.-¿A donde teniente?

 

.-A un campo de concentración ,que otra cosa puede caber para un judio. Usted decide ¿quiere la vida larga y sin sobresaltos ,o prefiere definitivamente la inmortalidad con la muerte prematura?

 

.- Eso si yo le dijera donde está la entrada secreta Ummmmmmmm  que tentación más grande,pero dígame algo muy importante teniente¿ mi familia iría también a parar a un campo de concentración ?

 

.-Me temo que es el costo que tendrá que pagar Ana, aparte de su vida claro está y todo este sacrificio solo para poder entrar en ese salón de algunos pocos escogidos.

 

.-No lo se teniente tengo mis dudas ,no me queda claro si la inmortalidad vale el precio que tendría que pagar  por eso decido que prefiero callar y no decirle donde está la entrada secreta a nuestro escondite. ¿Le importa que yo decida eso teniente?

 

.-Para nada Ana.

 

.-¿Seguro teniente?

 

.-Se lo digo en serio Ana no me importa para nada porque tengo que ser sincero con usted ,recibimos un soplo y sabemos que ustedes se esconden en algún lugar de ese edificio y solo será cuestión de ser prolijos en nuestra tarea de búsqueda. Como ve, usted será inmortal de todas maneras ,me confiese o no el lugar donde hay que buscar la entrada a su escondrijo.

 

.-¿Y moriré joven teniente?

 

.-Si, desgraciadamente morirá joven querida Ana.

 

.-¿Y cuando irán por nosotros teniente?

 

.-Mañana .

 

.-¿Mañana?

 ¿tendrá algún significado para mi esta palabra teniente?

 

.-Claro que si Ana, el día que usted ya no esté en este mundo, los que le sobrevivan heredarán su diario y a partir de ese momento vivirá eternamente .Todo lo contrario me ocurrirá a mi que el mañana me traerá las penas del infierno por lo que estoy haciendo.

 

.-Bueno creo que me tengo que ir teniente.

 

.-Todos nos tenemos que ir Ana.

 

.-Si ,todos nos tenemos que ir en algún momento del tiempo teniente.

 

 

 

 

.-¿Estaba hablando con alguien teniente?

 

.-No her Kommandant solo estaba meditando.

 

.-¿Meditando? ¿Sobre qué her Kommandant?

 

.-Sobre la parte terrible que me corresponde a mi en   la inmortalidad de Ana.

 

.-Usted es un hombre con suerte teniente ,al resto de nosotros nos tocará ser parte de toda esta destrucción ,desolación y ruinas y ni siquiera tendremos que ver con la inmortalidad del cangrejo, le invito un café para que se relaje.

 

.-Si, vamos que lo estoy necesitando.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios5

  • kavanarudén

    Mi querido amigo.
    Exquisita escritura. Me ha gustado mucho, sobre todo como has ido tejiendo los diálogos.
    Has sabido mostrar una cruel realidad como lo fue la segunda guerra mundial en la piel de esa niño que llego a ser inmortal, como lo expresas, a través de su muerte.
    Un holocausto que es una herida aún abierta en la humanidad.
    Un gusto leerte amigo.

    Kavi

  • Cesar Zamora

    Fascinate..!!! Maravilloso cuento hermano mio Corazón, me ha encantado muchisimo leerlo, un abrazo amigo mio y un buen domingo para ti

  • CARMEN DIEZ TORIO

    Me encantó la forma de contar la historia de Ana Frank aquella niña que paso a la inmortalidad relatando el horror de algo que jamás debio suceder, ese holocausto que aún duele en la piel. Un beso

  • El Hombre de la Rosa

    Un hermoso cuento Judio amigo Corazón...
    Un grato placer pasar por tu portal...
    Un abrazo desde Torrelavega...
    Críspulo el Hombre de la Rosa..

  • claudia07

    excelente amigo mio , abrazos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.