luciano agustin fernandez

fiestas de noche

Cuando uno ya es adolescente

lleno de responsabilidades y problemas

puede tener la edad suficiente

para estar en una fiesta en la cual al día siguiente termino mal.

 

Pero si en el momento no importa la vida

y solo importa la diverción

lo mejor es aprovechar la comida

junto la múcica que nos da emoción.

 

Lo que siempre va a sobresalir

siempre va a ser el sonido de la fiesta

que nos mantiene el ánimo sin fin

hasta que llegue el día que tanto molesta.

 

Otro de los entretenimientos puede ser bailar

sólo mientras se demuestra toda la habilidad

o con una pareja que lo pueda disfrutar

mientras se danza al sonido de la música con completa tranquilidad.

 

Lo que nadie se puede esperar

puede ser conoces a alguien que nos caiga bien

mientras que esperamos que la noche llega a pasar

pero junto a su companía se estará alegre esté donde esté.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.