Ludvaldo

SONETO PLATÓNICO

Fogosa lengua leve envuelta en lodo,
llama casi apagada, ángel caído
y en cárcel de materia recluido
que busca torpemente el arduo modo

de unirse nuevamente con el Todo,
estragado, lastrado y confundido
por los mundanos lazos su sentido,
que tiene en ellos mísero acomodo,

es el hombre, un águila que yace
bajo cadenas de fingido oro
que el Tiempo raudamente aja y deshace,

alma expulsada del divino coro
como castigo cruel de una remota
y grave falta que nos es ignota.

 

Osvaldo de Luis

Comentarios1

  • Raúl Daniel

    "es el humano, un águila que yace
    bajo cadenas de fingido oro"
    Qué magistral pensamiento.. me gusto tu poema!
    Felices Pascuas.
    Raúl Daniel

    • Ludvaldo

      Muchas gracias. Un saludo cordial.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.