Ludvaldo

SONETO DEL MISÁNTROPO

En un perdido claro en la floresta

tener yo quiero un día mi morada,

del resto de los hombres apartada

y de su mal influjo lejos puesta,

y allí llevar del sabio que se acuesta

con el sol y con él en la alborada

se levanta, la vida reposada

y a la contemplación sólo dispuesta.


No más que con muy pocos viejos tomos

con nombres muy selectos en sus lomos

y la solemne y sacra compañía


de los bosques de tonos policromos,

espero disfrutar de la ambrosía

de la praxis de la filosofía.


Osvaldo de Luis

Comentarios3

  • Donaciano Bueno

    La mejor compañía, la que nunca te traiciona. Muy buen soneto, como es habitual en ti. Un abrazo

    • Ludvaldo

      Eres muy amable, Donaciano. Gracias y un abrazo.

    • Julio Viyerio

      Muy bello soneto Osvaldo. A todos los ermitaños poetas nos placería disponer de un refugio como el que describís. Abrazo

      • Ludvaldo

        Muchas gracias, Julio, y un abrazo.

      • mariarl

        buen poema

        • Ludvaldo

          Gracias.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.