Ludvaldo

SEGUNDO SONETO ACRÓSTICO A EVA HERZIGOVA

 

El pelo en sedosísima melena
Vence en su suavidad a cualquier vello,
Al punto de que a espuma tal cabello
Trigueño imita fiel, mas encadena.

Ínclito es el celeste rostro, antena
Amorosa que irradia -como el cuello-
Brillos cuyo hermosísimo destello
Urde de tantos pechos la ardua pena.

El resto -espalda, senos y caderas,
Nalgas, extremidades, vientre y parte
Oculta que no nombro- son banderas

Rutilantes de Amor -más cruel que Marte-,
Reclamo irresistible que seduce
A los hombres y a esclavos los reduce.

 

Osvaldo de Luis

Comentarios1

  • rodulfogonzalez

    Bello soneto a tu Eva. Un abrazo desde mi bella Venezuela.

    • Ludvaldo

      Muchas gracias y un abrazo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.