Simon Rodriguez

TORRENTE. SOLEDAD


En una semana muchas cosas pueden cambiar.
el amor que nos unía
se volvió más distante entre los dos.
El invierno se fue
mientras dentro de mi ha crecido un torrente
de soledad.
Y

Sobre una carpa
el sol desnudando mis sentidos.


El mar es un viejo pirata
sentado en una barca .
Se columpia sobre las espumas.
Y un Caracol lame la angustia de la soledad


El beso de la soledad, es agua marina
Di secándose
No importa ya la presencia del véspero ho
La cesta de peces encantados.
Me estoy dejando ser viento.
Talvez me sienta acobardado
por esta soledad.


En dónde esta?
Como la encuentro
si estoy aquí encerrado.


Es una locura
no compartir el pan
Por las mañanas.
Y sin embargo
he regado el trigo
las palabras
los encantos.
Sin precio las caricias.
las alcobas
Los sueños sin subasta.
Y el simple pedazo de ternura
metiendose en mi alma


Creeooooo
Voy a correer
sobre mis pies cadáveres


Si por todo eso, y lo que viene
ya no somos la semana del juego
y de colores .
Que se aproximen los peces encantados y liberados
y, con ellos entremos al corcel de los recuerdos.
Sin coger y pedir nada prestado.

 

 

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Una belleza tu gran poema de amor amigo Eduardo
    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.