Ludvaldo

SONETO ERÓTICO-MONTUOSO

Desde la cumbre, aurífera cascada

por pulidas colinas se derrama

y cúbrelas su suave y bella trama,

en que mi voluntad está enredada.

 

La cara de tal cima está adornada

con dos lagunas verdes que la fama

de admiración transida y justa aclama

y mi alma falleciente amante nada.

 

Parajes más ocultos ver quisiera,

por quienes los han visto muy alabados:

de oteros inferiores la ladera,

 

sus picos de rubíes coronados

y aún más baja la cueva en que rindiera

yo a Venus homenajes extasiados.

 

Osvaldo de Luis

Comentarios3

  • rolf

    Encantador...

    • Ludvaldo

      Muchas gracias.

    • El Hombre de la Rosa

      Muy buenos y bien rimados son tus versos de amor amigo Ludvaldo
      Saludos y amistad de Críspulo

      • Ludvaldo

        Gracias, Críspulo.

      • Eco del alma

        MUY BUENO Y BIEN NIRVANADO, UN GRAN ABRAZO ECO DEL ALMA

        • Ludvaldo

          Gracias, Eco.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.