Simon Rodriguez

ESPERANZA Y. RECUERDO


Sentir la vida.
Vivir la caída de las hojas
abiertas al otoño.
Como yo las viví y sentí contigo.
Pero toca.
Ir recogiendo las huellas
quemantes del recuerdo

Recuerdos

Aquel que desvistió mi alma y los espejos
para sumergirse luego
en el océano del silencio.


Sentir la vida
con el cántaro de sueños
en todos los ángulos del anhelo.
Y luego como despertándose
sumar una noche más
con los desvelos

jugando con auroras

En plena madrugada


Sentir la vida
con el grillo subastado
de todas las campanas.
Y no poder ser torre
ni catedral de lámparas
bajo un techo de infinitas oraciones.
y todo por ti.


Pero
No queda más
que bebérsela los caminos
repasados.En copas de nostalgia
o talvez entusiasmarse
por el ladrido de un perro
o el croar de una rana.
Porque sí pensamos en acariciar estrellas
el techo se nos viene abajo.


Por todo esto, y lo que falta
por venir.....?
sigamos sumando ansias
en medio de una virgen mañana.
Para luego al final del camino
brindar porque aún estamos vivos.
Y podemos remediar lo pasado
o tocara ver, tu infelicidad
Conllevada por la avaricia
Aún hay tiempo
estas a tiempo
porque estamos vivos.

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermosa y grata ha sido la lectura de tus letras amigo Eduardo
    Saludos de sincera amistad
    Críspulo el Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.